MARY

MARY Nuestra niña preciosa, jamás olvidaremos tu fuerza, tu fortaleza, tus ganas de vivir, tu mirada, tu alegria, tu generosidad, pero sobre todo tus andares, eran únicos y especiales, tanto como lo eras tú, sentimos enormemente no haberte dado el hogar que te merecias, el calor de una familia, pero lo que si te hemos dado es la dignidad que alguien te quito, te queriamos mucho, solo esperamos que tu percibieras todo ese cariño y te fueras con la sensación de haberte sentido muy querida porque lo eras. JAMAS TE OLVIDAREMOS NIÑA BONITA.